Compensación de CO2

Como empresa con conciencia medioambiental, el uso responsable de los recursos naturales nos resulta de gran importancia. Al compensar las emisiones de CO2, contribuimos activamente a luchar contra el cambio climático. Los valores, que hacemos transparentes de esta manera, ayudan a aplicar medidas específicas para reducir el CO2.
Socio de Clima - Lotuscrafts
Con el apoyo de ClimatePartner, nos comprometemos a reducir y a compensar las emisiones de CO2. Compensamos las emisiones de CO2 de nuestra propia empresa y de varios productos de Lotuscrafts. El objetivo es compensar todos los productos en el futuro. ClimatePartner es líder en innovación en lo relativo a la protección del clima y apoya a Lotuscrafts y a más de 1.000 empresas en el cálculo y la reducción de las emisiones de CO2. Las emisiones inevitables son compensadas a través de proyectos reconocidos de protección del clima. De este modo, los productos y servicios pasan a ser neutros desde el punto de vista climático.
La compensación de las emisiones de CO2 es un paso importante en la protección integral del clima. Debido a la distribución uniforme de los gases de efecto invernadero en la atmósfera, las emisiones pueden compensarse con proyectos de protección del clima en un lugar, independientemente del origen de aquellos. En colaboración con ClimatePartner, compensamos las emisiones de CO2 generadas en la sede de nuestra empresa en Viena y en los centros de producción de Lotuscrafts mediante un proyecto de protección del clima en Pará (Brasil). Todos los productos compensados están marcados con la etiqueta "climate neutral". La introducción del número de identificación en www.climatepartner.com hace que la contribución a la lucha contra el cambio climático sea transparente.
Lotuscrafts está comprometida con la preservación de un ecosistema excepcional en Brasil: la "Várzea" en Pará, en la desembocadura del Amazonas. Como vía de transporte, el Amazonas fomenta la agricultura y la ganadería, lo que trae consigo un aumento de las zonas deforestadas. Los bosques no sólo son las reservas de CO2 más importantes del planeta, sino que también albergan una enorme biodiversidad y constituyen una importante fuente de subsistencia para los seres humanos. El proyecto Ecomapuá prohíbe la tala comercial y protege 90.000 hectáreas de bosque. Además, se crean fuentes de ingresos alternativas para las familias que habitan allí, incluido el comercio de la fruta del açai, que es demandada como "superalimento" en los países industrializados.