TU GUÍA PARA LA BASE DE ASIENTO ADECUADA

Una postura de sentado cómoda es la premisa de nuestra meditación. Antes de comenzar la meditación, debes encontrar una posición de sentado cómoda, en la que puedas permanecer fácilmente durante diez minutos. Un cómodo cojín de meditación te servirá de apoyo.

¿POR QUÉ UN COJÍN DE MEDITACIÓN?

A muchos de nosotros nos resulta difícil meditar, especialmente al principio. La mente está inquieta y nos cuesta quedarnos quietos y encontrar la paz. Cuando nos duele la espalda o nos encontramos en una postura de sentado demasiado avanzada, la mente no puede descansar.

Merke: Tu postura de sentado (ya sea en el suelo, en una silla o sobre una pared) nunca debe causar dolor, y tu espalda baja debe estar siempre erguida.

Un asiento o cojín de yoga te ayudará automáticamente a sentarte más cómodamente. Descarga la columna vertebral y la espalda completa. Pero lo más importante es que proporciona un estiramiento natural de la columna vertebral para que no nos encorvemos tan fácilmente. Esto crea más espacio en la zona abdominal y nuestra respiración puede fluir más libre y profundamente.

Una vez que hayas logrado una posición de sentado, debes permanecer cómodamente en ella. Pero especialmente como principiante, podrás notar tu cuerpo durante una meditación más larga. No dudes en mover brevemente las partes del cuerpo que te duelen. Pero especialmente como principiante, podrás notar tu cuerpo durante una meditación más larga. No dudes en mover brevemente las partes del cuerpo que te duelen. Por ejemplo, afloja suavemente las piernas y vuelve a sentarte.

¿Cómo encuentro un cojín de meditación adecuado?

El criterio más importante para comprar un cojín adecuado es el propio. Según el lema "Como uno se acomoda, así medita", el cojín de meditación adecuado puede ser decisivo para que la meditación se perciba como una experiencia agradable y enriquecedora. Cada uno de nosotros tiene su gusto propio cuando se trata del asiento. Este gusto está relacionado con la flexibilidad del cuerpo, por un lado, y con la apertura de las caderas y la espalda, por otro.

El cojín adecuado debe sostenerte en una postura erguida y recta, aliviar tu pelvis y columna vertebral y crear un espacio para calmar tus pensamientos. Tu mente no debe preocuparse por el dolor de los muslos, los problemas de cadera o la espalda durante la meditación, sino que debe entrar en reposo.

No hay criterios que sirvan por igual a todos los meditadores. Aun así, hay algunos puntos que puedes tener en cuenta a la hora de elegir el cojín de meditación adecuado.

  • Altura del cojín
  • Forma del cojín
  • Posición de sentado
  • Relleno del cojín
  • Color del cojín
  • Área de aplicación (meditación, yoga, sentarse, terapia)
  • .

Ten en cuenta estos puntos y te darás cuenta rápidamente de lo útil que puede ser el uso de un buen cojín de meditación

¿Qué complemento puedo utilizar en lugar de un cojín de meditación?

Si no te va bien con los cojines de meditación presentados y no te sientes cómodo al sentarte, entonces quizás una de las siguientes alternativas sea para ti. No tiene nada malo meditar con un banco de meditación o un bolster

.

Como puedes ver, hay muchas opciones disponibles a la hora de elegir tu cojín de yoga o meditación. Sólo tienes que tener en cuenta el tamaño de tu cuerpo, tu movilidad y los colores que siempre te han atraído. ¡Así que seguro que encontrarás rápidamente el cojín de meditación que se adapte a ti y a tu forma personal de meditar!